Hace unos días tuve el privilegio de ir a las profundidades del encuentro con el misterio de la vida en mis Ejercicios Espirituales. Fue un encuentro profundo con esta invitación a seguir el proyecto de Reino de ese Cristo hermano que se ha hecho uno con y por nosotros, para desde el conocimiento interno de su vida, su itinerario, su pasión y resurrección, más amarlo y seguirlo. Este espacio ha sido un privilegio para preparar el corazón en este camino hacia el Sínodo Amazónico.

Mauricio López Oropeza, Secretario Ejecutivo REPAM

Descarga Aqui los Subsidios

Mas Información: https://redamazonica.org

Iglesia colombiana anima a fortalecerse en la fe y acoger medidas sanitarias

En un video – mensaje, monseñor Elkin Fernándo Álvarez Botero, obispo auxiliar de Medellín y secretario general de la Conferencia Episcopal de Colombia, ante la compleja situación que vive el mundo por cuenta del coronavirus, hace un llamado a “orar al Señor desde nuestro corazón”, al tiempo que pide ser responsables en la adopción de las recomendaciones sanitarias.

Tomando la reflexión del profeta Daniel, capitulo 3, el prelado recuerda que hoy estamos viviendo una situación similar a la que inspiró este texto en el que Azarías “hace, en medio de una calamidad nacional, que seguro tiene otras causas, pero que el profeta reconoce como la necesidad de acercarse a Dios para que Él intervenga y salve a su pueblo”.

Ante los desafíos que representan medidas necesarias como el aislamiento social, mons. Álvarez destaca un detalle particular en la lectura, “el profeta dice que en este momento no tenemos holocaustos, ni sacrificios, ni ofrendas, ni incienso, ni un sitio para ofrecer primicias; se refiere a que no pueden ir al culto en el templo de Jerusalén (…) Nosotros también estamos viviendo la situación de no tener todas las facilidades para celebrar como acostumbramos, pero el profeta encuentra el camino y dice que a pesar de esas circunstancias, que son completamente excepcionales, Él ofrece su corazón contrito y su espíritu humilde, su búsqueda sincera de Dios”.

En este sentido, insiste en que es momento de fortalecerse en la oración, en la fe, «ofrecer al Señor nuestro interior, nuestra vida, en espera que podamos un día reunirnos, ya pasada esta circunstancia, para poder glorificar a Dios”.

Te puede interesar también…