%PM, %28 %764 %2019 %12:%Mar
Conclusiones Plan Pastoral

El pasado 28 de Febrero se presentó el Plan Pastoral a los directivos docentes y líderes de pastoral de los Colegios Arquidiocesanos y a las instituciones educativas de CONACED Cali. El padre Germán Martínez, Vicario Episcopal de Educación, alentó a la asamblea con el anunció del Kerigma para luego dar entrada al padre Omar López, Vicario Episcopal para la Evangelización, con la presentación del Plan Pastoral.

 

Rectores, coordinadores y líderes de pastoral de cada colegio tuvieron la oportunidad de conocer las generalidades del Plan Pastoral y luego reflexionar acerca de los grandes desafíos para la Pastoral Educativa.

 

Se tuvo también la gracia de contar con la presencia de Monseñor Luis Fernando Rodríguez, Obispo Auxiliar, quien animó a desarrollar el Plan Pastoral desde un itinerario de vida cristiana, un camino que se recorre compartiendo la experiencia del Kerigma, caminando juntos.

 

Compartiendo experiencias significativas de la labor pastoral en los colegios, se reconoció que no estamos partiendo de cero y que la acción pastoral educativa puede articularse perfectamente con la propuesta que hace la Arquidiócesis de Cali, de manera que los colegios puedan seguir creciendo y caminando juntos con la experiencia de una iglesia sinodal que permite ser iluminada por el anuncio del Evangelio del Señor Jesucristo.

 

El Kerigma en la Iglesia

El Cristianismo es la persona misma de Cristo, con los brazos extendidos, es un amor que se demuestra; el Kerigma será el anuncio que no tiene límites, es una buena noticia que transforma, que vincula al ser humano en el amor de la Cruz, el amor de la salvación. Ésta no es una religión que se proclama porque se da o se recibe, es una fe profunda con obras que le dan sentido a la vida, a lo que es anunciado.

El Cristianismo es Cristo que nos da lo que nadie más nos puede dar, su vida misma.

Generalidades del Plan de Pastoral

Hay nuevos retos, desafíos, un mundo que necesita un anuncio de salvación, jóvenes, adultos, niños, laicos, miembros activos de la Iglesia, por ello el Plan Pastoral orienta en una misma dirección la labor de todos, manifestando a Jesús a través de la Eucaristía y la espiritualidad. Las comunidades serán el mejor escenario para vivir la fe, donde esté la presencia de Cristo.

Se quiere que desde el sentido Eucarístico se consolide el anuncio y la práctica del Evangelio, transformador de vida, movilizando el discipulado, promoviendo el desarrollo humano, el cuidado de la casa común, velando por el tejido social a través de la misión; el Plan Pastoral, a través de las metas a 2023 pretende unir a la Iglesia Caleña.

Por ello:

Debemos poner nuestra misión y nuestra acción Evangelizadora y Kerigmática para disfrutar y aprovechar el servicio de la educación para construir comunidades de paz, donde todos encontremos a través del anuncio, sentido a la vida.

La escuela, así como la Iglesia es un escenario para vivir la misericordia, recoger los pedazos de los niños, niñas, jóvenes, esposos, que llegan a las aulas de clase esperando darle más sentido a la vida, sobreponerse a las guerras sociales, las guerras del desempleo, del desamor, de las malquerencias, del microtráfico, de las armas, de la falta de Dios. La educación es Cristo Maestro, principio y vida, y los educadores somos Iglesia activa que conquista corazones y no da la espalda a la familia de hoy, de cada barrio, cuadra, comuna, somos el servicio.

Desafíos del Plan Pastoral para la comunidad educativa

La Iglesia de Cali vive una época importante ante los nuevos desafíos, el cambio social avances o retos de sus habitantes, aquellos que la habitan permanentemente o quienes están de paso, los niños, los jóvenes, los adultos, nuevas realidades; ¿Qué hacer desde la pastoral educativa? Seremos entonces como Educadores a la luz de la persona de Cristo, en esencia servidores a las comunidades humanas existentes, en un sentido Kerigmático, sinodal y vinculante, llevando a cabo la tarea de educar al individuo de hoy, a cada miembro de nuestros colegios e instituciones; todos somos la Iglesia de Cristo, sintámonos miembros de ella.

¿Cómo hacerlo posible?

  • Siendo servidores, viviendo en asamblea, activando la escuela, evangelizando en misión permanente, reparando el tejido social, caminando juntos, abriendo caminos para sentir la espiritualidad esponsal.
  • El Kerigma es constante y profundo, no es un ciclo terminado, y en los grupos pastorales se siembran nuevas semillas para el anuncio.
  • Pastoral Educativa debe consolidar un equipo fuerte y sólido para implementar el kerigma en los caminos ya recorridos en los colegios, colegios que son territorio de paz donde a través del servicio anunciamos a Cristo.

Que importante tarea, y nos llevamos ésta reflexión:

Soy parte fundamental del anuncio del Evangelio, soy testimonio de vida y formador, la Iglesia de Cali cuenta conmigo, y yo con ella; Del Señor somos y del domingo VIVIMOS”.