Homenaje al maestro Benjamín Jaramillo Arenas

Por Pastoral Litúrgica:

La Pastoral Litúrgica de la Arquidiócesis de Cali, en cabeza de su Delegado Arzobispal, el padre Harold Arias, desea rendir un reconocimiento y homenaje especial al maestro Benjamín Jaramillo Arenas, organista y cantor.

Benjamín Jaramillo Arenas nación en Primavera (Valle del Cauca), el 12 de agosto de 1942. Realizó sus estudios musicales en el Conservatorio Antonio María Valencia de Cali. Se desempeñó como cantor en las parroquias de Salónica y de Dagua (Valle del Cauca); luego sirvió como cantor en la parroquia San Alberto Magno y como tesorero en el colegio Santa Isabel de Hungría en Cali.

A partir del año 1985 y hasta el año 2015 fungió como organista-cantor titular en la Catedral Metropolitana San Pedro Apóstol de Cali.

En el marco de esta celebración en honor a la patrona de la música se le ha querido rendir un homenaje de reconocimiento al maestro Benjamín: se recuerda y admira su espléndida voz de barítono, y su especial técnica al interpretar los teclados del órgano.

Es deber señalar y decir que usted ha sido un verdadero referente del canto litúrgico en la Arquidiócesis de Cali. Muchas personas se han visto beneficiadas por su servicio musical, sobre todo en la Catedral Metropolitana, donde miles de caleños le escucharon tocar y cantar, y se acercaron un poco más a Dios en un ambiente espiritual adornado de bellas armonías; otros tantos aprendieron a apreciar el valor de la música sagrada católica, y otros hasta emprendieron como nuevos organistas y cantores.

Por lo que ahora con cariño se le puede decir: Mil gracias por su ministerio musical digno; mil gracias por su servicio y testimonio en favor de la música litúrgica.

Monseñor Darío de Jesús Monsalve Mejía, Arzobispo de Cali, le extiende su congratulación y abrazo de padre por su valioso servicio a la arquidiócesis.

El padre Mauricio Estrada, a quien usted acompañó mientras dirigía el canto de los seminaristas sea en el propio Seminario Mayor o en la Catedral, hace recuerdo afectuoso y se une a este homenaje con su saludo y felicitación.

El padre Wiston Mosquera, actual párroco de la Catedral, también se une a este homenaje especial con agradecimiento a quien por tantos años enriqueció la vida litúrgica de dicha iglesia con sus cánticos.

La Pastoral Litúrgica, junto a su Comisión de Música, las parroquias, las comunidades religiosas, los sacerdotes, los laicos y los músicos, toda la Arquidiócesis de Cali, y los aquí presentes, nos unimos para homenajearlo.

Maestro Benjamín: Damos gracias al Señor por su vida y carisma, y lo encomendamos junto a su familia a Nuestra Señora de los Remedios, con la certeza de que nunca les faltará su auxilio y bendición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.