La Delegación Arzobispal para la Vida Consagrada en la Arquidiócesis de Cali, es una dependencia que se preocupa por impulsar y mantener especial atención y acompañamiento dentro de unas relaciones cordiales de fraternidad y colaboración entre la Jerarquía y los Institutos de Vida Consagrada femeninos y masculinos, lo mismo que la Vida Contemplativa, Sociedades de Vida Apostólica, Institutos Seculares y Nuevas Fundaciones. Se cuenta con el Consejo Arquidiocesano de Vida Consagrada conformado por Obispos, Sacerdotes y Religiosos para favorecer la comunión fraterna de los religiosos entre sí, de ellos con los obispos, con los sacerdotes, con los agentes de pastoral y con todo el pueblo de Dios.

Brindar desde la Arquidiócesis, especial atención, acompañamiento y asesoría a la Vida Consagrada: comunidades religiosas masculinas y femeninas, tanto de derecho Pontifico como Diocesano, vida contemplativa femenina, comunidades nacientes y vírgenes consagradas. En nuestra Arquidiócesis tenemos presencia de 47 comunidades femeninas y 30 comunidades masculinas, las cuales con su diversidad de carismas y dones son testimonio en las diferentes obras que realizan: en el campo de la salud, de la educación, de la pastoral parroquial, en medio de los más pobres y vulnerables, con atención a la casa sacerdotal y a la formación de los futuros jóvenes sacerdotes. Hombres y mujeres de fe, que anuncian el Evangelio desde la opción de vida elegida, dotadas de una gran espiritualidad, con la fortaleza de sus fundadores y modelos de los patrones, leyendo los signos de los tiempos y dando respuestas desde la vida de Cristo para el hombre de hoy, son signo de la riqueza en nuestra Iglesia Católica, de comunión en la diversidad.

Eventos
CONGRESO DE VIDA CONSAGRADA Y EXPOCARISMA

Noticias

• QUERIDOS HERMANOS Y HERMANAS:

Somos conscientes de la riqueza que representa la Vida Consagrada en la variedad de carismas aquí representados en nuestra Arquidiócesis. Damos gracias a Dios por las Ordenes e Institutos Religiosos dedicados a la contemplación, por los Institutos dedicados a las obras de apostolado, por las Sociedades de Vida Apostólica, por los Institutos Seculares y por otros grupos de consagrados, como también por todos aquellos que en el secreto de su corazón, se entregan a Dios con una especial consagración.
Lo anterior nos compromete a ser presencia ejemplar y ejercer una misión carismática cada vez con mayor radicalidad en nuestra Iglesia particular, fomentar los encuentros para orar juntos, facilitar el mutuo conocimiento y las relaciones fraternas, así como promover acciones conjuntas y mantener viva la conciencia del misterio de Cristo y su Iglesia.
Nos dice el Papa Francisco: "Allí donde hay un consagrado, siempre hay alegría". Esta frase resume lo que la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica propone para el año 2015 “Año de la Vida Consagrada”. Sea esta una oportunidad para disponernos a vivir y celebrar con renovado entusiasmo en comunión eclesial.
Desde la Delegación quiero responder con empeño y gran amor a la Iglesia, en esta misión que se me ha confiado, acoger las iniciativas, acompañar los procesos que se están desarrollando, favorecer la fraternidad y la comunión respetando la diversidad y lo particular de los carismas.

CONSEJO ARQUIDIOCESANO DE VIDA CONSAGRADA

Mediante Decreto Nº 413 de marzo 18 de 2014, fue constituido el Consejo Arquidiocesano de Vida Consagrada para un periodo de tres años, conformado por:

  • El Excelentísimo Señor Jorge García Isaza, M.C. (Asesor General)
  • Hna. Celsa Julia Gómez Molina (Delegada Arzobispal para la Vida Consagrada)
  • Padre William Bustamante Taborda, OCD (Asesor Jurídico)
  • Padre Norbey de Jesús García Salazar (Asesor Pastoral)
  • Padre Otoniel Rangel Blanco (Asesor para la Formación)
  • Hna. Luisa De los Reyes Contreras, SSC por la Zona Centro
  • Hna. Bertha de Jesús González González, RTC por la Zona Norte
  • Padre Carlos Andrés Imbachi Silva, SDS por la Zona Sur
  • Sor Nohemí Zapata Castañeda, H de la C por la Zona Oriente


El 4 de abril de 2014 tomaron posesión ante el Señor Arzobispo. Este Consejo es un organismo de apoyo y consulta, creado para fortalecer la comunión eclesial, la formación permanente, el acompañamiento y animación de todas las comunidades religiosas presentes en la Arquidiócesis de Cali.

NUEVA JUNTA DIRECTIVA CONFERENCIA DE RELIGIOSOS SECCIONAL CALI

En asamblea del 27 de abril se nombró la nueva Junta Directiva para el período 2014-2017, con el encargo de impulsar el dinamismo de la Vida Consagrada en nuestra Iglesia Particular. El compromiso como Junta directiva es fortalecer iniciativas y aunar esfuerzos para hacer de la CRC un espacio de espiritualidad, de comunión y de servicio a la sociedad y a la Iglesia Arquidiocesana. Soñamos un proyecto de oración, trabajo y servicio junto a nuestro arzobispo, al clero diocesano y a los laicos para una nueva evangelización.


La Junta quedó conformada así:

  • Presidente: Padre Alejandro Restrepo, Orden de Carmelitas Descalzos.
  • Vicepresidenta: Hna. Fabiola Merino, Hermanas de la Providencia.
  • Vocales: Hno. Jesús David Gasca, Comunidad Católica Luz de Cristo.
  • Hna. Blanca Otilia Escobar, Compañía del Niño Dios.
  • Hna. Mélida Rangel, Siervas del Santísimo y de la Caridad.

La asamblea fue presidida por el Padre Gonzalo Zapata, ocd. También estuvieron presentes la Secretaria de la CRC Nacional y la Delegada Arquidiocesana para la Vida Consagrada.

LOS RELIGIOSOS EN EL CORAZÓN DE LA IGLESIA PARTICULAR

“En realidad, la vida consagrada está en el corazón mismo de la Iglesia
como elemento decisivo para su misión, ya que indica la naturaleza íntima
de la vocación cristiana y la aspiración de toda la Iglesia”
(Vita Consecrata 3)

Estamos en el corazón mismo de nuestra Iglesia particular, desde el propio carisma porque ayudamos a vivir una presencia de testimonio que expresa el amor gratuito y misericordioso de Dios en cada uno de los lugares que nos han sido encomendados.
Porque ayudamos a la Iglesia en esa presencia evangelizadora de cercanía y acogida para mostrar que Dios está entre nosotros y llega a la gente en su lenguaje, en sus tradiciones y situaciones concretas.
Inmersos en la vida cotidiana del pueblo o barrio podemos aportar a la Iglesia particular lo que estamos percibiendo al interior de las familias, de los ambientes y en general las necesidades y oportunidades en la vida de nuestra gente.

Fortalecemos la experiencia comunitaria desde una espiritualidad de riesgo y cercanía para testimoniar con gestos, signos y palabras que Dios es amor. Esta presencia se da cuando vivimos una intimidad amorosa y cercana con Jesús queriendo seguir sus pasos de encarnación en medio de su pueblo. Una presencia que no es para que nos conozcan a nosotros y así tener prestigio y ventajas. Ante todo vivir una comunión con los demás a partir de la comunión íntima con Dios, de querer ser oyentes de su palabra. Como religiosos estamos llamados a hablar con apasionamiento de Dios porque le conocemos de cerca. En Vita Consecrata N° 51 nos dice: “La Iglesia encomienda a las comunidades de vida consagrada la particular tarea de fomentar la espiritualidad de comunión, ante todo en su interior y además en la comunidad eclesial misma y más allá aún de sus confines.


Algunas cuestiones importantes para llevar a cabo una buena coordinación y comunicación dentro de la Iglesia diocesana:

  • Mantener un buen diálogo entre los obispos y los superiores mayores de cada Congregación, lo mismo que con los organismos diocesanos que animan campos concretos de la acción pastoral.
  • Presencia y representación de las comunidades religiosas en los consejos pastorales y parroquiales.
  • La comunidad parroquial deberá conocer el carisma de cada comunidad religiosa, haciendo que ésta pueda desarrollarlo en el ámbito de la parroquia.
  • A los religiosos no se les debe considerar como meros suplentes del clero, hay que reconocer su corresponsabilidad evangelizadora en la comunidad parroquial y diocesana.
  • Hemos de evitar proselitismos y actuar con grandes dosis de amor gratuito.
  • Las programaciones pastorales que realicemos en el ámbito educativo deberán ser conocidas y coordinadas con la comunidad parroquial.
  • Ofrecer nuestro servicio y presencia en los campos menos atendidos, especialmente en el campo de la pobreza, la marginación, la enfermedad, es decir, en el mundo del dolor.

Juntos hemos de suscitar un dinamismo nuevo en nuestra Iglesia Diocesana, con iniciativas concretas, caminando en plena comunión para que descubran la presencia del Señor en medio de nosotros y para que nuestra acción pastoral sea eficaz.
(Tomado de la revista Vida Religiosa)

PROYECTO ARQUIDIOCESANO DE PASTORAL VOCACIONAL

Las Religiosas se han integrado al Proyecto Arquidiocesano de Pastoral Vocacional que orienta el Padre Diego Armando Rivera Hurtado. Durante la semana vocacional se visitaron los colegios y el 16 de octubre se ha programado un día de campo vocacional con el cual se inicia la Escuela Vocacional tanto masculina como femenina. Se espera el apoyo de las Comunidades Religiosas a fin de hacer de este proyecto una feliz realidad que fortalezca nuestra Iglesia joven para una opción vocacional madura.

Vicario Vida Consagrada:
Pbro. Kelvin Fabián Narváez Acuria

Correo electrónico: vidaconsagrada@arquicali.org   

Secretaria:
María Elena Chacón Gutiérrez
Correo electrónico: pastorales@arquicali.org 
Tel.: 889 0562 ext: 1082

1.     Vicario Vida Consagrada: Pbro. Kelvin Fabián Narváez Acuria