La Vicaria Episcopal para el Clero de la Arquidiócesis de Cali es una instancia que depende directamente del Señor arzobispo, quien nombra a un vicario episcopal para la atención personalizada, directa y efectiva de todo el presbiterio arquidiocesano, a fin de animarlos en su vocación y ministerio, conforme a las normas del Derecho Canónico.

Además articula la labor pastoral y los diferentes espacios de formación relacionados:

¿Cuáles son sus objetivos?
La Vicaría para el Clero, a través del Vicario y su Consejo, se acerca a la vida de los Presbíteros para animarlos y acompañarlos en el proceso de su vivencia humana y cristiana del ministerio sacerdotal, ofreciendo de manera ordenada y sistemática elementos espirituales, formativos y otros apoyos, para propiciar la comunión entre los presbíteros, entre ellos y los obispos, y entre estos y la comunidad, haciendo real la participación activa del Presbiterio en la vida eclesial de la Iglesia particular.

¿Cuáles son las prioridades de la Vicaría del Clero?

ESPIRITUALIDAD
Fundamentada en el Reino, orientada por la Palabra, centrada en la Vida y desde una misión humanizadora.

FORMACIÓN
Enraizada en la Biblia y la Vida que nos capacita en el discipulado.

COMUNIÓN
Expresada en la fraternidad, el perdón, en la acogida y en el “creer” incondicionalmente en el hermano.

MISIÓN
Construida en medio de la realidad, como signo de Jesucristo que nos hace serviciales, solidarios y disponibles con el hermano.

¿Cuáles son los compromisos de la Vicaría?

1. Se ocupa del acompañamiento humano y del fortalecimiento espiritual de los presbíteros y diáconos.
2. Presta atención personal al presbiterio diocesano en todas las facetas de su vivencia ministerial.
3. Trabaja por hacer efectiva la comunión del presbiterio diocesano.
4. Estructura la formación idónea de los presbíteros y diáconos adaptada constantemente a las necesidades pastorales que la sociedad demanda.
5. Orienta y articula, con los respectivos responsables arquidiocesanos, los procesos de pastoral vocacional, la formación inicial y permanente del clero, la configuración del equipo de formadores del seminario y la formación especializada y profesional de los presbíteros.
6. Acompaña con solicitud evangélica a los sacerdotes mayores, enfermos y a los que se encuentran en situaciones especiales a nivel personal o pastoral.
7. Anima y orienta los retiros espirituales anuales del clero y la vivencia de los tiempos litúrgicos.
8. Esta atenta al fiel cumplimiento del presbiterio en el pago de la seguridad social, los riesgos profesionales y la pensión.

Líneas de acción de la Vicaría para el Clero

Línea de Acción 1.

Animar y fomentar la práctica y la vivencia de la Oración personal y comunitaria del Clero.
Resultados Esperados

• Tener un espacio y un horario para la oración personal y comunitaria, la meditación y la Liturgia de las Horas.
• La práctica asidua de la Lectura orante y comunitaria de la Palabra (Lectio Divina)
• La Vivencia y práctica permanente de los Sacramentos.
• El acompañamiento de un director espiritual


Tareas
• Todos los días realizar, por lo menos una hora de oración-meditación-reflexión.
• Todos los días hacer las laudes y las vísperas con los compañeros presbíteros o con la comunidad parroquial.
• Un día a la semana encontrarse como equipo de Pastoral parroquial para preparar la liturgia del domingo (lecturas, comentarios, signos, ministerios laicales, ministerio musical, predicación).
• Todos los jueves establecer un momento significativo para orar por los sacerdotes, por las vocaciones a la vida sacerdotal, a la vida matrimonial o a la vida religiosa.
• Mensualmente en una parroquia de cada arciprestazgo hacer lectura orante y comunitaria de la Palabra.

Línea de Acción 2

Establecer espacios de encuentros, reuniones, oración y formación entre los sacerdotes de la Arquidiócesis.
Resultados esperados
• Mayor cercanía, convivencia y fraternidad entre todos los miembros del clero de la arquidiócesis.
• Actualización permanente del clero en Teología, Biblia, Pastoral, Análisis de la realidad, entre otros.
• La Celebración de encuentros significativos: Cumpleaños, Aniversarios, fiestas patronales, paseos, entre otros.
• Una red virtual de comunicación.


Tareas
• Una vez al mes realizar una reunión de arciprestazgos para encontrarse, reflexionar, planear y evaluar la vida eclesial y pastoral de la Arquidiócesis.
• Dos encuentros anuales de todo el clero para celebrar la Pascua y la Navidad.
• A lo largo del año realizar encuentros generacionales de actualización y celebración.
• Todos los lunes construir un espacio de encuentro festivo en la casa del “Banco” para compartir el deporte, la recreación, el descanso y el almuerzo.

Línea de Acción 3 (Proyecto a fortalecer)

Acompañamiento a los sacerdotes: neo-presbíteros, enfermos, mayores y con dificultades especiales.
Resultados esperados
• Acercamiento efectivo y afectivo entre los presbíteros y con mayor atención con los mayores y aquellos que se encuentren enfermos.
• Expresiones de solidaridad con los presbíteros enfermos, mayores y con dificultades especiales.
• Acogida alegre, festiva y vinculante con los neo presbíteros, en especial con aquellos que se encuentran en el quinquenio de ordenación.
• Una casa campestre pensada para la vivienda, el descanso y la atención especializada de sacerdotes mayores o enfermos.


Tareas
• Realizar un diagnóstico sobre las condiciones reales del presbiterio de la arquidiócesis (edad, salud, situación económica, seguridad social, entre otros). Se realizará con la ayuda de los Arciprestes.
• Una campaña anual destinada exclusivamente para la solidaridad con los presbíteros mayores y enfermos que no tengan las posibilidades de solvencia económica.
• Establecer un proyecto de acompañamiento formativo, espiritual y pastoral para los presbíteros del quinquenio.
• Dos encuentros anuales de presbíteros del quinquenio.
• Construir y ejecutar un programa de acompañamiento profesional-especializado para que el presbiterio asuma con dignidad el envejecimiento y la enfermedad.
• Establecer un equipo de profesionales que sirva de apoyo para acompañar y atender a los presbíteros que se encuentren en situaciones especiales tales como adicciones (cigarrillo, licor, sustancia psicoactivas, juego y sexo), trastornos de la personalidad y problemas afectivos.
• Construir la “Ciudadela Sacerdotal” para la atención de los presbíteros mayores y enfermos.

http://www.clerus.va/content/clerus/es.html

Vicario Episcopal para el Clero
Pbro. JOSÉ OLMES MONDRAGÓN
Casa Arzobispal
Carrera 4 No. 7-17 Cali – Colombia
Tel: (0572) 889 0562 ext. 117
pastorales@arquicali.org