Lunes, 11 Septiembre 2017 09:53
Monseñor Emilio Jaramillo y el Padre Pedro Ramírez ya son beatos

Fuente: CEC

Al inicio de la Eucaristía celebrada este viernes en la ciudad de Villavicencio, el Papa Francisco realizó la ceremonia de beatificación de monseñor Jesús Emilio Jaramillo, obispo de Arauca y el padre Pedro María Ramírez Ramos, párroco de Armero.

Una vez leídas las biografías de los siervos de Dios, el Papa Francisco señaló que, de acuerdo a la solicitud hecha por el actual obispo de Arauca, monseñor Jaime Muñoz Pedrosa y por Fabio Duque Jaramillo, obispo de Garzón, de los obispos del país, fieles y la Congregación de la Causa de los Santos, declaraba como beatos a estos dos miembros de la iglesia católica.

“Con nuestra autoridad apostólica declaramos que los venerables Siervos de Dios, monseñor Jesús Emilio Jaramillo, del Instituto de misiones extranjeras de Yarumal y obispo de Arauca y el padre Pedro María Ramírez Ramos, sacerdote diocesano, párroco de Armero, mártires que como pastores según el corazón de Cristo y coherentes testigos del Evangelio derramaron la sangre por amor a la grey que les fue confiada, de ahora en adelante serán llamados beatos”.

Por su parte, el arzobispo de Villavicencio y Presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, monseñor Oscar Urbina Ortega, agradeció al Santo Padre el haberlos proclamados Beatos a estos venerables siervos de Dios

“Beatísimo padre en nombre de todos los obispos del episcopado colombiano y en especial de los obispos de Arauca y Garzón y de todo el pueblo colombiano, agradezco de todo corazón a Su Santidad haber proclamado Beato a los venerables siervos de Dios Jesús Emilio Jaramillo, obispo de Arauca y el padre Pedro María Ramírez Ramos”, agradeció el arzobispo.

Tras la proclamación, las reliquias de ambos beatos fueron expuestas para su veneración. En el calendario litúrgico de la Iglesia el 3 de octubre será la memoria del beato Jesús Emilio Jaramillo Monsalve, obispo y mártir y el 24 de octubre la del beato Pedro María Ramírez Ramos, Presbítero y mártir.