Viernes, 27 Enero 2017 14:36
Desafíos Pastorales para este Año

Por: Pbro. Omar Arturo López

Vicario Episcopal para la Evangelización

Diciembre de 2016

Los saludo en Nombre de Jesucristo príncipe del tiempo y la historia, deseándoles a todos, un año lleno de bendiciones. En el libro de los Hebreos leemos un hermoso texto que nos puede indicar las coordenadas de lo que esperamos pastoralmente en la Arquidiócesis de Cali para este 2017. “Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, quien por el gozo puesto delante de Él soportó la cruz, menospreciando la vergüenza, y se ha sentado a la diestra del trono de Dios” (Hch 12,2). Ese es nuestro desafío, proyecto, plan, ruta y camino: “los ojos fijos en Jesús” como auténticos discípulos misioneros.

Fijos los ojos en una pastoral en clave de misión

El 12 de noviembre del año pasado realizamos la declaración de la Arquidiócesis de Cali en estado permanente de misión, eso significa, que toda la evangelización debe tener el componente misionero, especialmente pensando en una Iglesia en salida, que va a buscar a los últimos, los alejados, aquellos que necesitan del anuncio de la buena noticia (EG 4). La acción misionera que centra su fuerza en los territorios parroquiales quiere fermentar los ambientes con la fuerza del evangelio.

Este año esperamos continuar con la misión permanente y el anuncio persona a persona de Jesús. Y buscaremos que todos los espacios pastorales entren en el ambiente misionero. La preparación pre sacramental de primera comunión y confirmación deberán revisar sus contenidos y adaptarlos metodológicamente a construir una Iglesia en salida. Espacios como pastoral social, delegados de la Eucaristía y palabra, movimientos apostólicos y pastoral familiar con los semilleros de familia, serán de igual forma espacios oportunos para seguir anunciando activamente el Reino.

Invitamos a todas las comunidades parroquiales a seguir creciendo en las asambleas pastorales, caminando juntos para tener una pastoral de conjunto, orgánica y con una fuerte participación de los Laicos.

Fijos los ojos en consolidar la casa católica

Fruto de la semana de misión arquidiocesana y gran bendición ha sido la casa católica como espacio físico de encuentro, iniciación, seguimiento y maduración en la Fe. Será necesario para el empoderamiento de los sectores por parte de la parroquia, que todos con la fuerza del evangelio demos solidez a la casa católica e iniciemos el itinerario del discípulo misionero en los sectores. La exigencia es alta y la creatividad deberá florecer. En estos espacios, también buscaremos convertir a la parroquia en comunidad de comunidades y continuar con la misión permanente. No permitamos que se apague esa llama de evangelio que se ha encendido en tantas personas que hemos visitado y que quieren seguir enamorándose de Jesucristo.

Fijos los ojos en la formación

El 2017 será un año intenso de acción misionera, de salida, y de trabajo para concretizar todos los planes proyectados en el 2016, para ello, necesitamos laicos que den razones de su Fe (1 Pe 3,15), que conozcan con profundidad la persona de Jesús de Nazaret y tengan las herramientas necesarias para compartir su experiencia de Dios con los demás. Será oportuno entonces fortalecer la escuela de discipulado misionero y los diferentes servicios formativos del Centro Arquidiocesano de Evangelización (CAE). En las parroquias, la Escuela Parroquial de Servidores deberá iniciar y ser un espacio sencillo y profundo de formación teniendo al párroco como pastor y maestro. Los movimientos apostólicos y sistemas de evangelización, seguirán insistiendo en el encuentro con Cristo y estudiando las verdades de nuestra Fe, trazada en el itinerario formativo desarrollado por la Arquidiócesis.

Fijos los ojos en los que sufren, en una pastoral urbana

Uno de los ejes centrales de nuestro plan pastoral es la Pastoral Urbana y toda la realidad de la ciudad región. Nuestro accionar evangelizador debe comprometernos este año a salir en busca de los rostros sufrientes (DA 321) y consolidarnos como una Arquidiócesis acogedora y samaritana. Acogedora, compañera de camino de tantas personas que viven en soledad en barrios y conjuntos; consolidar las pequeñas comunidades y espacios de agregación nos ayudará a lograrlo.Y abrir nuestros brazos a tantos que sufren, fortaleciendo la Pastoral Social en cada comunidad parroquial, la cáritas y el servicio a los enfermos y a los rechazados de nuestros sectores.

Fijos los ojos en María y su amor por los niños

En este 2017 se celebran 100 años de la aparición de nuestra Señora de Fátima a los tres pastorcitos. Aparición que se dio en un momento difícil de dolor, guerra y desesperación. Como arquidiócesis queremos centrar nuestra atención con los ojos de nuestra Madre María en los niños. Eso significa acciones sociales concretas que lleven a la defensa y promoción de la niñez, y acciones pastorales que involucren la infancia misionera, la pastoral de la niñez, catequesis, scouts y otras metodologías, con pedagogías adecuadas para el encuentro amoroso de los más pequeños con la persona adorable de Jesús.

El 2017 será un tiempo de bendición para continuar los procesos pastorales que hemos venido desarrollando durante los últimos años, no olvidemos que somos una Iglesia sinodal, es decir, que camina junta con la fuerza del Espíritu Santo, anunciando la buena noticia, con los ojos fijos por medio de la oración en Jesús quien es nuestra vida y la vida de todos los pueblos (Jn 10,10).