Martes, 02 Agosto 2016 14:35
Una misión en el año de la misericordia

Por: Pbro. Ómar Arturo López Pérez

Objetivo
Iniciar la preparación a la misión territorial para servidores de los ministerios laicales ubicando la misión en el año de la misericordia como un compromiso de toda la Iglesia por ser artesanos del Reino de Dios en nuestra Arquidiócesis de Cali.
Puntos a desarrollar.
Iniciamos con la Lectura del Evangelio de Mateo 25, 31- 45.
1. Una frase que resume el año de la misericordia “La Misericordia es la viga maestra que sostiene la Iglesia” (MV 10).
2. “El mandamiento de la misericordia rige no solo para el cristiano individual, sino también para la Iglesia en su conjunto”.“Hemos de tener claro que una Iglesia sin caridad y sin misericordia no es ya la Iglesia de Jesucristo”.
3. “Lo que movia a Jesús en todas las circunstancias no era sino la misericordia”. (MV 8) Lo que buscamos con las obras de misericordia es edificar el Reino de Dios, y todos estamos llamados a realizarlo. Recordemos las obras de misericordia corporales y espirituales. Corporales:1) Visitar a los enfermos. 2) Dar de comer al hambriento. 3) Dar de beber al sediento. 4) Dar posada al peregrino. 5) Vestir al desnudo. 6) Visitar a los presos. 7) Enterrar a los difuntos. Espirituales: 1) Enseñar al que no sabe. 2) Dar buen consejo al que lo necesita. 3) Corregir al que se equivoca. 4) Perdonar al que nos ofende. 5) Consolar al triste. 6) Sufrir con paciencia los defectos del prójimo. 7) Rezar a Dios por los vivos y por los difuntos.
4. El papa Francisco nos dice que debemoscambiar nuestra forma de ver la Iglesia encerrada en sí misma, paralizada por los miedos y demasiado lejos de los problemas y sufrimientos de las gentes, nos pide: “El Reino de Dios nos reclama, hemos de salir a las periferias existenciales; no quiero una Iglesia preocupada por ser el centro y que termine clausurada en una maraña de obsesiones y procedimientos” (EG 49).
5. Debemos hacer una misión en el año de la misericordia como una Iglesia samaritana. Los Invito a leer el texto del buen samaritano, (Lc 10, 25-37) y saquemos conclusiones de cómo debe ser la Iglesia. “Este mensaje del Dios de la compasión solo podemos proclamarlo con credibilidad si también nuestro lenguaje esta signado por la compasión”.
6. Entonces debemos salir en misión; no de mera conservación, no a llevar una doctrina o una ideología, sino a llevar una persona que es Jesús que cambia la vida, siguiendo su método: preguntar, escuchar, y ofrecer una experiencia de encuentro con Él
7. El papa nos dice de cuál es la actitud de la Iglesia misionera de hoy: “Veo con claridad que lo que la iglesia necesita hoy es capacidad de curar heridas y dar calor a los corazones, cercanía, proximidad. Veo la Iglesia como un hospital de campaña tras una batalla. Es inútil preguntarle a un herido grave si tiene colesterol o azúcar alto, lo que debe hacerse es curar sus heridas”
8. Una misión entonces es salir a llevar la buena noticia del evangelio, ir a las cuadras, a las calles de nuestra comunidad, ese mensaje de Jesús está siempre conectado con la misericordia, con la justicia, el amor a los pobres, la ayuda a los más necesitados;ser guía y apoyo del pueblo de Dios para ayudarlo a contemplar el rostro de la misericordia, “todos estamos invitados a salir de la propia comodidad y atrevernos a llegar a todas las periferias que necesitan la luz del evangelio” (EG 20). “Salgamos, salgamos a ofrecer a todos la vida de Jesucristo” (EG 49).